LAS HIJAS DE ZAPATERO Y LOS VERDUGOS DEL PERIODISMO 2.0.

hijas de zapatero¡Menuda se ha liado con las polémicas fotos de las hijas del presidente José Luis Rodríguez Zapatero! La polémica está servida, pero aquí no vamos a entrar en cuestiones como la torpeza de ZP, la Ley del Menor, la censura a la agencia EFE o el coste que para los bolsillos de los españoles tiene que el presidente lleve consigo a sus hijas en un viaje oficial. De esto se ocuparán largo y tendido todos los medios durante los próximos días, y tampoco es el objetivo de este blog.

No obstante, y tomando como referencia este polémica, voy a hacer un comentario sobre el tratamiento que en internet se le está dando al tema. Y no me refiero al tratamiento informativo de nuestros colegas de profesión, sino de algunas de las aportaciones que sobre este asunto ha hecho el denominado periodismo 2.0.

Yo estoy completamente a favor de la aportación de los ciudadanos al debate público y como fuentes de información. ¡Cómo no estarlo! Eso sí, siempre que las opiniones o informaciones supongan una aportación de cierta calidad al contenido del medios de información que las difunden. De la misma manera que los redactores jefe exigen a los periodistas una calidad mínima a sus informaciones, un tratamiento ético de las mismas y un respeto hacia las personas y sus opiniones (aunque no sean similares a las nuestras), no veo ninguna razón para no aplicar esta misma vara de medir a las aportaciones del periodismo 2.0.

 La pregunta es: ¿se cumplen estos requisitos de calidad y respeto en los comentarios de los lectores en los medios digitales? Pues hay veces que sí. Hay veces en que las informaciones de los lectores, sobre todo cuando proceden de personas expertas en el tema del que se informa, son realmente enriquecedoras a la información publicada por el periodista. Pero hay otras muchas veces (muchísimas) en que no aportan absolutamente nada y que se limitan a repetir como un eco lo ya publicado en la noticia.

¡Haced la prueba! Si leemos los comentarios de las noticias principales de los principales medios digitales, y le aplicáramos una mínima exigencia de calidad, los dejaríamos reducidos a escasamente un 10% (siendo muy generosos). Por no hablar del patético espectáculo de las continuas descalificaciones y los insultos entre lectores. ¿Por qué se consienten estas cosas? ¿Es que nadie decide qué comentarios publicar y cuáles eliminar? ¿Es una característica del periodismo 2.0. darle salida a todo lo que aporten los lectores, aunque se trate de una reverendísima basura?

Y esto es precisamente algo que ha pasado con la polémica de la foto de las hijas de Zapatero. Echando un vistazo a los comentarios de los lectores en una serie de medios, he visto cómo literalmente se ha denigrado, masacrado y humillado a las pobres niñas. Y esto es algo que un buen medio de comunicación 2.0. debería evitar.

Anuncios