Blog de Periodismo Creativo

Ideas y tendencias para una profesión más innovadora y menos rutinaria. ¡Periodismo de Pata Negra!

Posts Tagged ‘Milagros Pérez Olivas’

CÓMO SOLUCIONAR LAS ‘RIÑAS TABERNARIAS’ DE LOS LECTORES EN LOS PERIÓDICOS DIGITALES

Posted by Fernando Montero en julio 12, 2010

Lo planteaba hace poco Milagros Pérez Oliva, defensora del lector de El País, en uno de sus artículos dominicales. Al parecer varios lectores se habían quejado del bajo nivel intelectual y los insultos que se deslizan en muchos comentarios que sigue a determinadas noticias en la edición digital de EL PAÍS. Pérez Oliva nos cuenta que no se tratan de hechos aislados, sino de más o menos se ha constituido en la norma, por lo que, afirma, tal vez haya llegado el momento de revisar a fondo el sistema de participación.

Esto es algo que no es exclusivo de El País, sino que está generalizado en casi todos los medios de comunicación digitales. “El diario aplica un procedimiento de moderación previa que realiza una empresa externa. Esta debe aplicar una guía de moderación que excluye los comentarios que contengan insultos, palabras soeces o falten al respeto. Pese a la existencia de esta guía, la conversación aparece con frecuencia trufada de malos modos, algo que irrita especialmente a los lectores”. Algunas ideas interesantes de este artículo son:

Falla el modelo de moderación. “Tras un exhaustivo análisis del proceso, creo que el problema está en el modelo de moderación. En primer lugar, no todos los comentarios son filtrados por un moderador. Los mensajes se someten a un primer filtro automático, basado en algoritmos. Hasta el 50% de los mensajes que aparecen en la edición digital son publicados sin otra supervisión que ese filtrado automático. Solo se ejerce una moderación personalizada sobre el restante 50%. Por muy eficaz que sea, un filtro automático nunca podrá ser tan preciso y flexible como uno de tipo personal. Ello explica uno de los misterios que me tenía más intrigada: el hecho de que muchos lectores se quejaran de que sus comentarios no hubieran sido publicados, pese a ser perfectamente correctos, mientras aparecían otros del todo inapropiados”.

¿Ironía o insulto? “Gumersindo Lafuente, adjunto a la dirección para los desarrollos digitales, advierte de que, por rígidos que sean los filtros, siempre habrá quejas, pues “no hay una línea divisoria clara, por ejemplo, entre una ironía y un insulto”. Referirse a Esperanza Aguirre como La Marquesona, ¿es un insulto o una ironía? Pues no sabría qué decir, pero no considero apropiado que EL PAÍS permita faltar al respeto a la presidenta de los madrileños”.

Agitadores profesionales. “Está claro que se ha de mejorar el proceso de filtrado, pero no creo que eso sea suficiente. Precisamente porque es muy abierta, la participación en los medios digitales propicia la existencia de agitadores que entran en los diarios de posición contraria a la suya solo para provocar. Y de extremistas que utilizan estos foros para divulgar proclamas de tipo racista o xenófobo. Algunas veces actúan incluso de forma coordinada y consiguen marcar el tono del debate. Cuando eso ocurre, quienes están interesados en una conversación de calidad huyen despavoridos y la imagen del diario se resiente. En la entrevista digital que se hizo el martes al portavoz del comité de huelga del metro de Madrid se formularon 1.259 preguntas en menos de dos horas, la mayoría de ellas irreproducibles por los insultos que contenían. Al día siguiente, la noticia sobre la huelga alcanzó a media tarde los 3.200 comentarios. Cuando se llega a esas cifras, la conversación digital tiene poco de diálogo y mucho de ruido, sobre todo si se tiene un desarrollo técnico precario como el de EL PAÍS”.

Herramientas de filtrado. “Algunos diarios, como The New York Times, han habilitado un sistema que permite votar y recomendar los mejores comentarios. Otros disponen de mecanismos de alerta.The Boston Globe, por ejemplo, tiene una herramienta que permite a los usuarios señalar los comentarios que incurren en abuso por “obscenidad, vulgaridad, expresiones de odio, ataque a otro comentarista, publicidad, vulneración del derecho de autor y plagio”. Creo que sería muy útil incorporar estos instrumentos”.

Control de acceso. “Además de mejores filtros y herramientas de participación, creo que se ha de revisar el control de acceso. Lo que favorece la diatriba y el abuso es el anonimato. Propongo que se establezca un registro previo en el que los participantes tengan que identificarse no solo con el correo electrónico, sino con su identidad real, aunque luego sus comentarios aparezcan con un alias. Si la única identificación es el correo electrónico, es fácil cambiar de cuenta en caso de veto. Y hasta usurpar la personalidad”.

Elegir entre calidad y tráfico. “Hasta ahora casi todos los periódicos han primado la apertura, porque aumenta el tráfico. Pero ha llegado la hora de elegir, también en la participación, entre la calidad y el tráfico. Un control más estricto de los comentarios bajará la participación en un primer momento, pero aumentará la calidad y, a la larga, interesará más a los lectores”.

Para leer el análisis completo, pincha aquí.

Posted in Internet | Etiquetado: , , | 2 Comments »

CARLOS BOYERO, UN CRÍTICO DE CINE QUE NO DEJA INDIFERENTE A NADIE

Posted by Fernando Montero en junio 25, 2009

7-carlos_boyero[1]Carlos Boyero, el genial crítico de El País, ha estado envuelto en una polémica por la críticas que lanzó hacia la última película de Pedro Almodóvar ‘Los abrazos rotos’. Provocó no sólo la respuesta del director de cine manchego, sino un buen número de quejas de muchos lectores sobre su estilo y su tono. Se le tachaba de “excesivamente subjetivo”, “tono despótico” y otras lindezas. La defensora del lector de este diario, Milagros Pérez Olivas, le dedicaba un amplio espacio en su artículo del domingo, y cuya lectura recomiendo.

El crítico se defiende así de las críticas: “Llevo 30 años escribiendo sobre Almodóvar y unas veces me han gustado sus películas, y otras no. Me limito a contarlo. Tengo el defecto de ser sincero y subjetivo”.

Algunos lectores rechazan el estilo de Boyero y le comparan con el del fallecido Angel Fernández-Santos. ¿Qué es pues la crítica? Para este lector, “un instrumento de análisis del dispositivo cinematográfico, no un producto de ingeniería del gusto”. Varios lectores constatan que el estilo Boyero supone una ruptura con lo que algunos denominan “cultura PAÍS”, que personalizan en el “añorado Ángel Fernández-Santos”, a quien Boyero sustituyó, procedente de El Mundo, tras su fallecimiento. “Entiendo que cubrir el hueco que dejó alguien de la valía de Á. F.-S. es muy difícil. Un crítico que hasta cuando ‘destrozaba’ una película lo hacía con argumentos contundentes, serios, razonados… e igualmente subjetivos. (…) Boyero derrocha un estilo desagradable, áspero, caprichoso y, lo que es peor, justifica escasamente (o nada) sus juicios”, lo cual significa, en su opinión, “la absoluta banalización de la información sobre cine en EL PAÍS”.

Milagros Pérez Olivas media en la polémica con la siguiente valoración: Los críticos que siguen la estela de Fernández-Santos son subjetivos, ciertamente, pero apelan a la razón, se esfuerzan por argumentar sus criterios y tratan de conducir al lector hacia la comprensión por la vía del raciocinio, según ciertos cánones compartidos. Carlos Boyero, no. Él apela a las emociones y no admite cánones. Por eso expresa sin pudor sus propias sensaciones en primera persona. Le pido que defina su estilo, y me explica que trata de aportar en sus textos aquello que él más aprecia como lector: “Leer por el placer del texto. Si un texto me engancha, no necesito estar de acuerdo con lo que dice. Un texto no tiene que aburrir, ni ser ilegible. Ha de cultivar la fascinación, la hipnosis, la identificación emocional para conseguir atrapar al lector. Yo intento dar pasión, ironía, emoción. Conozco mucha escritura muerta. Yo intento que mi texto tenga vida”.

Este tipo de escritura subjetivista no suele dejar indiferente: despierta tantas filias como fobias. Y eso es lo que ocurre con Boyero. “Llevo 33 años escribiendo y nadie me va a imponer un estilo. Si hay tanta gente que me lee, será porque le interesa. Y a quien no le guste que no me lea. Lo lamento mucho, pero no puedo ni quiero cambiar. Me llamo Carlos Boyero”.

Posted in Cultura, DIARIOS, ESTILO PERIODÍSTICO, OPINIÓN | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »