LAS ENTREVISTAS IMPERTINENTES DE KARMENTXU MARÍN

Aunque pueda parecer lo contrario, las entrevistas que más difíciles resultan son esas que podríamos denominar como ‘entrevistas impertinentes’. Al menos, hacerlas bien. Porque esto es como todo: aquí hay maestros (unos pocos) e imitadores. Y dentro del universo de maestros, brilla con luz propia Karmentxu Marín y sus entrevistas en la contra de El País.

Se trata de entrevistas a personajes de todo tipo: políticos, artistas, escritores… Se les formula preguntas chisposas, con doble intención y con un puntito de impertinencia. Pero, eso sí, sólo un puntito de impertinencia, además pactada, no vaya a ser que el personaje se lo tome a mal y nos deje sin entrevista.

Se trata de poner a prueba el ingenio del entrevistado. Este debe responder conforme a un libro de estilo previamente delimitado y pactado: respuestas directas, lo más ingeniosas y cortas. Por favor, sobre todo cortas. Una de los secretos de este género es que tenga RITMO, y esto es incompatibles con respuestas kilométricas.

Publicamos aquí como ejemplo una entrevista con la actriz Carmen Machi, protagonista de la serie de televisión Aida. Cuando hablamos de preguntas incisivas y con chispa, nos referimos a algunas como éstas:

– ¿No fue a recoger el Premio de la Academia de Televisión porque es una borde?

– ¿Es mejor fregar escaleras o dedicarse a la política?

– Creo que mata por unos huevos fritos con morcilla.

Con preguntas como estas, es inevitable que salga a la luz la dimensión más humana de los entrevistados. Ahora bien, para que la entrevista funcione, hay que contar con que el personaje dé la talla y haga declaraciones realmente ingeniosas, chisposas, con sentido del humor.

Y esto no siempre se consigue. La ventaja de la prensa: que la periodista puede alargar la entrevista, o retorcer el sentido de las repuestas, hasta que considere cumplido el objetivo.

Mucho más difícil es en la radio o televisión. Aquí esmuy difícil camuflar la calidad de las respuestas cuando en entrevistado no tiene un buen día o sencillamente es que no da más de sí. Karmentxu Marín intentó trasplantar este mismo modelo de entrevista a la radio (‘A vivir que son dos días’, Cadena SER). Mientras sus entrevistas de El País son de sobresaliente, las de la radio no llegan (siendo geneosos) al aprobado raspadillo. Al menos, para mi gusto. Aunque todo es opinable.

============================================

PRÓXIMO VIERNES: REVISTA GLAMOUR, LA MÁS PEQUEÑA DEL KIOSCO

===========================================

Anuncios