¡SALVEMOS EL CIBERPERIODISMO DE LAS MALAS PRÁCTICAS PACHANGUERAS!

jean daniel[1]Hablábamos la semana sobre la web TMZ.com y sobre la necesidad de que, en España, por fin la prensa digital tomen con fuerza la bandera de la calidad periodística. Sobre este asunto, una colaboradora de Emprendedores, que trabajaba hasta hace poco en un portal de internet, me apunta dos detalles que me ponen los pelos de punta.

Primer escalofrío. Estaba nuestra periodista corrigiendo el texto de un colaborador externo del portal. Como ella ha trabajado durante años en la prensa escrita, pues la pobre está contaminada por un montón de malos hábitos periodísticos: esforzarse por que los textos se entiendan a la primera, contrastar los datos que no le cuadran y sobre los que tiene dudas, enriquecer los textos con informaciones de contexto para aumentar su calidad… En fin, esas cositas que diferencian el periodismo de calidad del periodismo de garrafón. Pues en esto que llega su jefa, la directora de contenidos (¡horror de denominación!), y le pregunta extrañada que qué es lo que está haciendo:

     – Pues comprobando unos datos confusos, que no cuadran, y mejorando el texto porque no se entiende muy bien.

    – Nada, nada. No hay nada que mejorar. Hay que darlo ya, deprisa, porque esto es internet.

Segundo escalofrío. Eran los días en que saltó el escándalo Madoff. Algunos clientes del Banco de Santander podían estar entre los perjudicados. Así que nuestra periodista, en vez de refritar las noticias de agencia o las del Expansión, se le ocurre (¡pobre ilusa!) llamar al gabinete de prensa del banco para pedir información, impresiones, valoraciones… ¡A quién se le ocurre! Los del gabinete de prensa, sorprendidísimos, le dicen:

      – ¡Eres la primera periodista de internet que nos llama para pedirnos información!

Dos hechos muy significativos y que nos dan pie a pensar que, de seguir así, el periodismo de internet en España corre el peligro de ser catalogado como de superficial, frívolo, pachanguero, poco fiable… ¿Tan difícil es hacer buen periodismo en internet? ¡Basta aplicar las recetas del periodismo de siempre!

Por último, una predicción de futuro. Leo un artículo de  Juan Cruz en la revista de la FAPE, en la que comenta que, en una entrevista, el mítico periodista Jean Daniel (en la foto) le vaticinaba:  “Un día, un periódico de papel será el suplemento de un sitio digital!”. Yo que creo que sí, aunque a esto dedicaremos un próximo post.

Anuncios

HOMENAJE A MICHAEL JACKSON EN FORMATO DE PÍLDORAS

michaeljacksonEl pasado 25 de julio, a las 14,30 horas, fallecía Michael Jackson, uno de los grandes iconos musicales y sociales de este último medio siglo. Miles de páginas se han escrito sobre él en estos últimos días. Ante un hecho de estas características, hay dos opciones. Uno: dar un reportaje o especial de los de siempre. Dos: intentar hacer algo diferente. Y a este empeño se pusieron los compañeros de El Magazine de El Mundo.

¡Hay que ser muy imaginativo para dar un enfoque original a un tema muy manoseado! Y en El Magazine lo consiguieron. En vez de publicar el clásico reportaje, optaron por salpicar todo el número, desde el principio hasta el final, con pequeñas píldoras con los hechos más relevantes de su vida y sus milagros. Y, más difícil todavía, intentando encajarlos en la temática de las distintas secciones. Por ejemplo, en la página de gastronomía publicaron una píldora titulada ‘Su comida’ y que decía: “No era un comilón. El día de su muerte sólo había tomado pastillas y, aunque en la última etapa de su vida era partidario de hacer una sola comida diaria para no engordar, le encantaba la gastronomía mexicana”.

Y todo en este plan. ¡Enhorabuena por este enfoque tan creativo!

OTROS TEMAS DE INTERÉS

Interviú desnuda a Jesús Vázquez

Marketing de periódicos y revistas

Las famosas peor vestidas

CÓMO ENTREVISTAR A ALGUIEN QUE SE NOS PONE UN POQUITÍN BORDE

bebeOcurre mucho. Algunos entrevistados ocultan esta sensación de cansancio, de hartazgo y de monotonía cuando se enfrentan a un maratón de entrevistas y ruedas de prensa, y nos ponen la mejor de sus caras. Se lo toman como una parte más de su trabajo y lo hacen porque le va a reportar un beneficio en forma de publicidad. Situaciones frecuentes son las de los políticos en campaña electoral, las ruedas de prensa con futbolistas o entrenadores al final de los partidos, o escritores y personajes del mundo del espectáculo cuando van de gira promocionando sus últimos trabajos.

En general, suelen ser entrevistas anodinas. El periodista echa mano de las dos docenas de preguntas típicas  que le sirven casi lo mismo para un actor que para un novelista, del estilo de: “¿Tiene esta novela algo de autobiográfico?”. Esta debe ser la pregunta más repetida en la historia del periodismo. ¡Alguien debería prohibirla por falta de talento y de originalidad! El entrevistado, por su parte, está allí porque por contrato está obligado a promocionar su disco, su libro, su obra… Le someten a un maratón de entrevistas (una y otra vez hablando machaconamente sobre lo mismo) y está harto de que le hagan siempre las mismas preguntas.

El reto pasa por romper esa rutina, con preguntas imaginativas, originales y rompedoras que saquen al entrevistado de su sopor. Sólo así se le sacarán algunas declaraciones jugosas que no aburran al lector. Y aquí el secreto es bastante simple: prepararse muy bien la entrevista, y ver qué es lo que se les ha preguntado antes. Hay periodistas que confían mucho en su capacidad para improvisar y apenas preparan las entrevistas. Lo único que consiguen así es repetir las preguntas que ya le han hecho antes al entrevistado un millón de veces.

Otra posibilidad es que el entrevistado, harto de tantas entrevistas, se nos ponga un poquito borde. Fue lo que le ocurrió, por ejemplo, al periodisa de Metrópoli Pablo Gil en la entrevista publicada con la cantante extremeña Bebe, que acaba de publicar su último disco ‘Soy una salvaje’.  El interés de esta entrevista, más que en las respuestas de la cantante (este tipo de personajes dicen siempre lo mismo y se refugian en cuatro topicazos de los que es casi imposible sacarles), estuvo en los tres o cuatro encontronazos dialécticos que se produjo entre entrevistado y entrevistador.

Es interesante ver cómo logró Pablo Gil salir airoso y lidiar con una entrevistada que empezaba la entrevista en tono desafiante. Al comienzo de la entrevista, el periodista ya prepara al lector con lo que se va a encontrar más adelante: “Tajante, expeditiva, la extremeña empieza la entrevista para la Luna de Metrópoli como un cardo borriquero y terminará poniéndose borrica, y simpática, y sincera, y juguetona”.

Confieso que fue esta introducción la que me hizo continuar la lectura de la entrevista. Es una manera de sugerir al lector algo como: ¡sigue conmigo porque ésta no es otra más de tantas tópicas entrevistas a cantantes que sacan un nuevo disco!

El primer choque surge cuando el periodista hace una pregunta que no parece gustarle mucho a Bebe:

P.- Al final, el disco tiene bastantes elementos comunes con ‘Pa fuera telarañas'(2004). Parece que ha recorrido un largo camino para terminar en un lugar parecido.

R.- ¿Ah, ¿sí? Bueno, ¡soy yo la que lo hago! (Sonríe) ¿En que crees que se parece?

P.- En la manera de expresarse, de estructurar las canciones, de plantear los temas.

R.- ¿Qué temas planteo?

P.- Los temas personales.

R.- ¿Tú lo ves así? Ésa es tu lectura, ¿no? Pero en el otro tampoco todos los temas eran personales míos (ríe). Yo no he hablado de que todo lo que haya sea personal.

P.- Tampoco lo he preguntado, sólo que el estilo es más o menos el mismo, algo que no es censurable. ¿Está a la defensiva?

R.- No (ríe). ¡Te estoy picando! (Ríe).

Y un poco más adelante, el segundo encontronazo:

P.- Ha hablado en muchas entrevistas de lo que sufrió con el éxito (se vendieron en el mundo 800.000 copias de Pa fuera telarañas, la mitad de ellas en España).

R.- ¿Tú te crees todo lo que lees? A mí precisamente no me gustan las entrevistas porque la mayoría de las cosas que yo decía no eran las que se ponían en los artículos.

A lo que responde Pablo con una réplica a la que Bebe no sabe contestar:

P.- ¿Entonces la mayoría de sus entrevistas se han publicado tergiversadas?

R.- Pues sí, en muchos aspectos sí. Dichas con otras palabras, fuera de contexto…

P.- La pregunta era si fue así, si lo pasó tan mal después del éxito.

R.- Sí, pero fue durante el éxito. Aunque de eso ya no me acuerdo. No me gusta, bah, ahora estoy muy bien, no más llorar, no, no, no, no (canturreando).

Todo esto ocurrió al principio de la entrevista y lo cierto es que vino bastante bien para el resultado final. El resto del tiempo la cantante se mostró mucho más civilizada.

Si quieres leer la entrevista completa, pincha aquí.

CIEN CIUDADANOS CUENTAN SUS PROBLEMAS EN PLENA CRISIS

¿Pero de qué se ríe este hombre en un tema tan duro como éste?
¿Pero de qué se ríe este hombre en un tema tan duro como éste?

Muy bueno el especial que publica hoy el EPS. Se titula ‘Retrato de un país’ y lleva como subtítulo: ‘Cien ciudadanos cuentan sus vidas en plena crisis’. Una muy buena idea. Una demostración de que, con un poquito de talento e imaginación periodística, siempre se le puede dar una nueva vuelta a los temas que parecen agotados o tan manoseados como en este caso es la crisis económica.

 El especial es un estudio sociológico en toda regla. Se ha intentado hacer una selección lo más representativa posible de la sociedad española para que, cada uno desde su óptica, nos hablen de cómo ellos ven y viven la situación económica por la que atravesamos. La galería humana que por aquí circula es de lo más variopinta. Desde el presidente del Gobierno hasta un parado. Un taxista, un prostituto, un consejero delegado, una científica, un constructor, una estudiante… Cincuenta hombres y otras tantas mujeres. Personas anónimas y personajes con un cierto protagonismo en la escena pública (Alessandro Lequio, Rafa Guerrero…)

El despliegue de medios también ha sido destacable. Un trabajo que nació hace cuatro meses y que ha movilizado a cien periodistas y colaboradores de El País. Para leer el texto completo, pincha aquí.

En el fondo, no es otra cosa que la vieja fórmula periodística del ‘perspectivismo’, es decir, analizar un fenómeno desde todas las perspectivas y puntos de vista posible. Una regla de oro del periodismo que poco a poco se va perdiendo por diferentes causas: la frivolidad internetera, la confusión entre periodismo y espectáculo, la clamorosa bajada de pantalones de los medios ante los grandes anunciantes, las hipotecas políticas de los grupos mediáticos…

Un buen trabajo, aunque también con algunos aspectos chocantes. De las cien entrevistas, noventa y nueve son totalmente válidas porque tienen un gran valor informativo para el lector. Sin embargo, hay una, la de Zapatero, que es absolutamente prescindible. ¿Por qué hay que desperdiciar dos páginas con un personaje que no dice nada interesante, sólo su típica y cansina retahíla de tópicos? Blablablá, blablabá, blablabá.

Por cierto, otro palo para el presidente y sus asesores de imagen. Este es un especial sobre lo dura que es la crisis para gran parte del país, en el que la gente habla de los mal que lo está pasando, con sus penurias económicas, con la amenaza de perder el empleo, con miles de dificultades, etc. Por lo tanto, todos los entrevistados aparecen fotografiados bien con gesto serio, otros con gesto neutro y algunos (los menos) con una discreta sonrisa. Ni más ni menos que como corresponde a un tema tan grave y tan duro como éste, que no es motivo precisamente de risa. Sin embargo, hay uno que desentona (como si a un Cristo le pones dos pistolas) y que sale con una marketiniana sonrisa de oreja a oreja como si esto de la crisis no fuera con él. ¿A que no adivináis a quién me estoy refiriendo? ¡Efectivamente! A nuestro muy carismático presidente Zapatero. ¿Pero de qué  se reirá este hombre con la que está cayendo?

UNA HISTORIA SOBRE LA CENSURA A LOS CORRESPONSALES DE GUERRA

william_howard_russellEn su último artículo dominical en El País, el maestro Enric González glosa la curiosa figura de William Howard Russell (1820-1907) al que califica como uno de los mejores periodistas del siglo XIX. Entre otras deliciosas anécdotas, se nos cuenta un episodio que está en el origen de la moderna censura a los corresponsales de guerra. La historia es como sigue.

Resulta que corría el año de gracia de 1854, y el director de The Times asignó a Howard Russell una nueva misión en el extranjero. Se trataba de informar sobre la gloriosa campaña imperial en Crimea. El director, John Delane, le pidió que reflejara la heroicidad de las tropas británicas y le exigió rapidez, porque la guerra contra los rusos iba a durar menos de dos meses.

“Nunca antes un periodista civil se había encargado de informar sobre una guerra. El público británico percibió rápidamente la diferencia respecto a los tradicionales partes, escritos por militares. En octubre de 1854, Russell asistió en Balaclava a la célebre carga de la Caballería Ligera. Su relato empezaba así: “A las 11,00, nuestra Brigada de Caballería Ligera se precipitó hacia el frente”. Y terminaba así: “A las 11.35 no quedaba un solo soldado británico, excepto los muertos y los moribundos, ante los sangrientos cañones moscovitas”. Era la primera vez que un periódico inglés contaba con claridad una derrota inglesa”.

“El periodista siguió con sus crónicas: “Éstas son verdades difíciles, pero el pueblo inglés debe escucharlas. Debe saber que el mendigo que se tambalea bajo la lluvia en las calles de Londres lleva la vida de un príncipe, en comparación con la que llevan los soldados que luchan por su país”. Russell denunció las penurias sanitarias, la falta de material, la incompetencia de algunos oficiales. El Parlamento votó una moción que condenaba las mentirasde Russell y de The Times,el Alto Estado Mayor prohibió a los soldados en Crimea que hablaran con Russell o que le facilitaran alimento, y los propietarios de The Times al director la necesidad de que el periodista fuera repatriado inmediatamente”.

“Pero el Gobierno cayó y una comisión parlamentaria estableció que lo que contaba Russell era cierto. La Cámara de los Comunes aprobó una larga serie de reformas para evitar que se repitiera un desastre como el de Crimea. Una de esas reformas, evidentemente, establecía la censura militar sobre los corresponsales de guerra”.

En fin, que el Poder siempre ha visto a los periodistas como un incordio. Si quieres leer la totalidad del artículo, pincha aquí.

PROPONEMOS A SEIS DIRECTIVOS A QUE PASEN UN DÍA FUERA DEL DESPACHO

En Emprendedores publicamos un reportaje que titulamos: “Un día fuera del despacho. Emprendedores reta a seis directivos a que salgan a conocer a sus clientes”. Esta es una experiencia, puesta en marcha por Isabel García Méndez, que podríamos definir como LA TÉCNICA DEL RETO.

La clave está en forzar una situación que habitualmente no se produce y contar posteriormente los resultados de dicha experiencia. Los hombres de empresa suelen decir que el éxito en los negocios pasa por conocer en profundidad a sus clientes. Algo que sólo hacen mediante informes de ventas y estudios de mercado. Nuestro reto fue: ahora te damos la oportunidad de conocer, cara a cara, cómo se comportas tus clientes, sus motivaciones de compra y su manera de comportarse en la tienda. Unos cuantos valientes aceptaron.

A grandes líneas, el proceso fue el siguiente:

  • RETAMOS A SEIS empresarios y altos directivos a que abandonaran la moqueta y se relacionasen, durante un par de horas, con sus clientes.
  • Contamos el el propio texto del reportaje el proceso de selección que seguimos: “hemos propuesto a muchos esta experiencia, pero sólo estos seis valientes se han ofrecido a realizarla”.
  • Hubo que realizar un importante trabajo previo de PUESTA EN ESCENA. Por ejemplo, había que gestionar con un kiosquero que nos dejara estar un par de horas con el director de Quo (uno de los valientes que se prestó a la experiencia) como vendedor.
  • Finalizada la experiencia, y tras dejarles unos días de reflexión, los protagonistas nos contaron su experiencia, cómo se sintieron y, sobre todo, QUÉ APRENDIERON (este era en realidad el objetivo del reportaje).
  • El reportaje FOTOGRÁFICO da credibilidad, y SORPRENDE, ya que vemos a los personajes sin corbata, en un entorno que para ellos no es habitual.


ABORDAR UN REPORTAJE CON OJOS DE PROFANO

Me pareció muy original el reportaje “De dinero no entiendo nada”. Publicado en la revista Quo. Un redactor de esta revista de divulgación científica, Iñaki de la Torre, que se declara profano y total desconocedor del mundo económico, se sumerge en la lectura de la prensa económica.


El relato se produce EN TONO DE HUMOR e intentando interpretar las noticias empresariales desde la óptica, y la lógica, del hombre de la calle. “Sube la gasolina y te dicen que es porque ayer aumentó el precio del crudo. Pero resulta que ese precio es el del petróleo que se distribuirá dentro de tres meses. O sea, que la “sopa” que le echas hoy a tu coche se pagó hace otros tres meses… Así que este nuevo precio no te correspondería pagarlo. Pero te lo cobran, ¿Qué baja lo que pagan por barril (el de dentro de 90 días)? Todos callados, ¡qué despiste”.

Y va desgranando ejemplo tras ejemplo con la jerga incomprensible que se lee en la prensa económica. Otro ejemplo es cuando Iñaki se sorprende con una noticia que dice: “Iberdrola financiará la OPA sobre Scottish Power con un crédito sindicado revolving de 11.738 millones de euros, con lo que hará frente a la parte en efectivo de la oferta, y con una ampliación de capital de 245 millones de acciones (el 21,4%), que se destinará al pago en títulos”. Chúpate esa.

¿Qué qué significa toda esta parrafada? Pues el propio redactor (y aquí está gran parte de la gracia del reportaje) se encarga de traducirlo al cristiano: “Traducción: la eléctrica española no tiene dinero en el bolsillo para ir a la compra (sólo tiene un beneficio diario de 4,48 millones de euros, la pobre), así que lo pide prestado por esos mundos de Dios”.

Y así todo en este plan…

Este es un modelo de reportaje que se puede aplicar a muchas especialidades que utilizan términos y conceptos difíciles de comprender a priori (la medicina, la ciencia, la tecnología…), pero que si hacemos un pequeño esfuerzo podemos explicarlo con palabras sencillas al alcance de todos.

EL REPORTAJE COMO EXPERIMENTO SOCIAL

En posts anteriores hemos visto dos posibilidades de reportaje en el que el periodista se convierte en protagonista de la noticia: el periodista de incógnito y la técnica de vivir una experiencia en carne propia.

 

Una tercera posibilidad es cuando el reportaje se plantea como un experimento social. Y aquí vamos a tomar como ejemplo el reportaje titulado “enReDos.com. Un periodista de Quo puso a examen las páginas de contactos en internet”, realizado por Juan Scalitter.


 

Las páginas de contactos en internet responden a un fenómeno actual. El hecho de introducirnos en este mundo de manera ANÓNIMA da a este reportaje un carácter de experimento social: “vamos a ver cómo se comporta la gente en este entorno, sin que la gente se entere”. Las claves del reportaje fueron:


 

· Al tratarse de un ámbito de relación personal, la gente puede MENTIR si se le pregunta. Esto hace que sea pertinente este enfoque.


 

· Destacar, desde la entradilla, que se trata de un reportaje en PRIMERA PERSONA. Es un valor DIFERENCIAL que hay que subrayar, y que le da un carácter especial.


 

· Lo fundamental es RELATAR LA EXPERIENCIA en primera persona (“Para este reportaje me he registrado en beautifulpeople.net. Allí los usuarios se someten a la votación del sexo opuesto”…)


 

· Se busca la COMPLICIDAD DEL LECTOR. El periodista parece que está viviendo una aventura y el lector quiere ver cómo termina todo (“El proceso de selección dura, una vez aprobada la fotografía, tres días”, “Frenético, me pongo a escribir cartas a desconocidas”, …)

 

 

· Es un REPORTAJE HÍBRIDO. Combina la técnica de ‘en primera persona’ con el la técnica del reportaje clásico de pedir opiniones de expertos. Intercala las aventuras del ciberligue con la opinión de psicólogos, sociólogos… o información complementaria).

 


LAS ADIVINANZAS DE PEPE ONETO

onetoLos periodistas manejamos con mucha frecuencia informaciones muy difíciles de confirmar, tenemos acceso a rumores, nos planteamos dudas sobre los temas más candentes de la actualidad y que todavía están por resolver… Cuestiones todas ellas que merecen ser conocidas por la opinión pública, aunque sólo sea en clave de duda o de hipótesis sin verificar.

Una de las fórmulas para plantear este tipo de cuestiones es mediante el formato de la adivinanza. Es lo que hace, por ejemplo, Pepe Oneto en la sección semanal ‘La  Crónica’ que publica en la revista Tiempo.

Pongamos un par de ejemplos:

  • ¿Qué relaciones existían entre el polémico jefe de la policía local de Coslada, Ginés Jiménez, actualmente en prisión, con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la brigada policial operativa que trabaja para la inteligencia española, la BOA?
  • ¿Qué apoyos dentro de ETA tiene el dirigente de la izquierda aberzale Iñaki Olalde (en la foto), uno de los once dirigentes de Batasuna que se encuentra en libertad, para sustituir como portavoz del mundo vasco radical al hasta ahora negociador oficial de la banda y del mundo radical aberzale, Arnaldo Otegi, bastante alejado de las posiciones de ETA?

Es un recurso muy atractivo que es utilizado por periodistas que tienen acceso a filtraciones, informaciones off the record y rumores. Su eficacia, al margen de la información que transmite, radica en el sensación que transmite al lector de que está teniendo acceso a las informaciones casi confidenciales, de buena fuente, que circulan en los mentideros políticos, económicos, sociales…

EL DIARIO DE LA REDACCIÓN DE LA REVISTA FOTOGRAMAS

Tiene la revista Fotogramas una sección titulada ‘El Diario de la Redacción’ que siempre me ha llamado la atención. Es, en realidad, una página que destaca por su sencillez, ya que no es otra cosa que una enumeración cronológica de los principales actos, ruedas de prensa, presentaciones de películas o acontecimientos varios a los que, cada mes, asisten los compañeros de la revista. Junto a un comentario, claro está, de algún hecho llamativo.

Pero su sencillez no le resta fuerza. En realidad, se trata de contarle al lector los hechos más relevantes del trabajo que los periodistas de Fotogramas han realizado ese mes y que en la práctica es la materia prima de la revista que en ese momento tienen entre sus manos. El objetivo es acercar más aún, desde un punto de vista emocional, la revista a sus lectores. Es como si se les revelara los pequeños secretos del trabajo del periodista.

Y así, por ejemplo, si echamos un vistazo al ‘Diario de la Redacción’ del mes de julio vemos que los redactores de Fotogramas asistieron a la entrega del Premio Christa Lem, al exótico Festival de Cines del Sur, al Festival de Mula o a la mesa redonda ‘Los efectos de la piratería en el sector audiovisual’. Aunque también es un espacio para publicar noticias curiosas que no han tenido cabida en ninguna otra sección de la revista, hacerse eco de algún rumor que circula por el ambiente cinematográfico o felicitar a algún actor, actriz o director que ha recibido algún premio.