BLOGS PARA PRINCIPIANTES: LOS DIEZ GENIALES CONSEJOS DE JOSÉ A. PÉREZ

Radicalmente genial el post que José A. Pérez publica en su blog (mimesacojea.com) titulado BLOGS PARA PRINCIPIANTES. Leedlo y veréis cuánta verdad hay en todo lo que dice. Pasaréis un buen rato. Lo peor de todo es que lo que aquí describe son normas habituales seguidas por muchas personas que crean su blog. En la práctica, es una especie de mandamientos sobre lo que no hay que hacer para gestionar un blog de calidad. Reproduzeo el post a continuación:

1. Busca una temática capaz de atraer a la gente. Los mayores intereses de los internautas, según Google, son la informática, el sexo y la religión. Si consigues unir Jesucristo, eyaculaciones y plug-ins en una sola entrada, no tardarán en llamarte para dar conferencias en el SIMO.

 

2. Busca un título sencillo y fácilmente recordable para tu blog. ¿Recuerdas esa estupenda bitácora llamada Tangencias y disidencias de un hombre de mediana edad en el primer cuarto del siglo XXI punto bogspot punto com? No, ¿verdad? Pues eso.

 

3. No contrastes las fuentes. Por lo general, cuando te informas adecuadamente de algo, todos tus prejuicios se vienen abajo. Es fundamental no saber demasiado de un tema para poder opinar con libertad, de lo contrario no seríamos españoles sino franceses.

 

4. Aprende de 20minutos y pon títulos impactantes a las entradas. Si, por ejemplo, quieres hablar de la píldora del día después, busca un título del tipo: “A las adolescentes españolas les gustan más las pollas que el jamón (ilustrado)”

 

5. Debes tener tu propio punto de vista sobre las cosas. Si, póngase por caso, hablas de pedofilia, no puedes estar ni a favor ni en contra, ya que son las posturas habituales y, por tanto, aburridas. Como dice la Iglesia Católica, la genialidad está en los matices.

 

6. Hay gente que busca cosas realmente extrañas en Google, y ahí está tu oportunidad para destacar. “Anne Igartiburu tirándose a un enano”, por ejemplo, no tiene ningún resultado. Esperar a que Anne Igartiburu se tire a un enano para escribir sobre ello iplicaría una vergonzosa supermacía de la realidad frente a la lírica que la comunidad internauta no puede tolerar.

 

7. Busca tu propio público objetivo. Los parados, por ejemplo, son los que más tiempo tienen para navegar. Atráelos con titulares tipo: “10 maneras de follar a través de Infojobs”

 

8. Debes permitir los comentarios, incluso los anónimos. Piensa que, por muy imbécil que seas tú, siempre hay alguien que lo es mucho más y que está dispuesto a gritárselo al mundo.

 

9. Si eres una mujer joven y atractiva, es fundamental que pongas una foto. Si eres un señor, es fundamental que pongas una foto de una mujer joven y atractiva.

 

10. Actúa como un periodista: jamás critiques a tu empresa.

 

Anuncios

SI LA COSA FUNCIONA… POR QUÉ FRACASAN ALGUNAS PUBLICACIONES

Si la cosa funcionaSi la cosa funciona (Whaterver works, en el original) es la última película de Woody Allen. El próximo viernes se estrena en las salas de cine española. Tanto su título como parte de su temática me vienen al dedo para titular este post dedicado a las causas por las que fracasan muchas publicaciones. “Si la cosa funciona…” es la idea que ronda la cabeza de editores y periodistas que se embarcan en la aventura de lanzar una nueva publicación y que, en muchos casos, supone un deseo que no  llega  a cuajar dado que es frecuente que cometan una serie de errores que les puede llevar al fracaso.

 

 En mi libro ‘Marketing de diarios y revistas’ dediqué un apartado a este asunto, del que conviene tomar nota para no meter la pata. Las causas del fracaso de un proyecto editorial pueden ser variadas y presentarse tanto en el lanzamiento como a lo largo del resto de su ciclo de vida. Los princiales errores son los siguientes:

 

. Desconocimiento del mercado. Algo que puede ocurrirles tanto a los grupos pequeños y medianos como a los grandes. Una de las mayores críticas que se les puede hacer a los grandes grupos es que, en ocasiones, abordan las nuevas publicaciones de forma mecánica, fría, llevados por la misma inercia que les han alcanzado el éxito en otros proyectos y sin haberse detenido a conocer en profundidad la temática que abordan y el público al que se dirigen.

 

. Un mal momento. Una publicación puede ser extraordinaria pero si se lanza en un mal momento será un fracaso. Si una publicación se lanza en un momento de bajada de la inversión, puede tener un arranque más flojo que si se hace en una etapa de crecimiento publicitario.

 

. Reacción de la competencia. Si la competencia reacciona con rapidez y lanza una revista similar, puede frenar nuestra entrada en el mercado. Hay épocas en que los grupos de comunicación parecen ponerse de acuerdo en el lanzamiento de títulos que compiten en el mismo segmento. A comienzos de 2003, sólo existían dos títulos en el segmento de revistas femeninas prácticas: Mía (G+J) y Clara (Grupo Edipresse-Hymsa). En dicho año, para competir en este mismo mercado Globus lanzó Más, que cerró al poco tiempo. Y, en el primer cuatrimestre de 2004, aparecían en los kioscos Unica (Recoletos) y Nova (Hachette Filipacchi). En poco más de un año, este segmento pasó de dos a cinco publicaciones. 

 

. Adelantarse a su tiempo. El grupo francés Bayard, que cuenta con revistas para la tercera edad en Francia, Canadá, Bélgica, Italia y media docena de países más, pensó en 1993 que había llegado el momento de establecer en España una revista como Notre Temps, que en Francia vende 800.000 ejemplares y goza de enorme prestigio. Siguiendo su política acostumbrada, buscó la alianza con un grupo implantado localmente y firmó una joint venture con Hachette Filipacchi España. Tras los correspondientes estudios, se decidió bautizar la publicación con el nombre de Todos a Vivir. La revista fue un fracaso: no consiguió ni la publicidad prevista, ni los suscriptores previstos, ni los compradores previstos. Las razones fueron más de índole sociológico que formal, ya que los diez números que salieron a la calle, hasta marzo de 1994, tenían una elevada calidad. Todos a vivir, por tanto, se adelantó a su tiempo. 

 

. Exito sólo parcial. Puede que hayamos lanzado un título que sí que tenga compradores, pero en un mercado en el que sea muy difícil conseguir publicidad, lo que hará inviable el proyecto. También puede ocurrir que desarrollemos una línea editorial que vaya en contra de la sensibilidad de los anunciantes. Una de las causas de la crisis de la mítica revista erótica Penhouse fue la decisión de incorporar pornografía explícita a sus páginas, lo que motivó la huida de los anunciantes.

 

. Error de concepto. Es una condición básica para que un producto se consolide en el mercado el que cubra una necesidad no satisfecha. Se puede hacer una publicación con una calidad extraordinaria, pero que en la práctica no satisfaga ninguna necesidad del mercado. Más adelante veremos que esto fue lo que ocurrió en el caso de Paris Match.

 

. Cambios sociales. En otra parte de este libro hemos hablado de la necesidad de ir acompasando continuamente la publicación a las nuevas tendencias y cambios sociales. Pero hay veces en que, por mucho que nos  esforcemos, los cambios sociales pueden hacer que nuestro concepto editorial quede completamente desfasado. Así, además de la ya citada, una segunda  causa de la crisis de Penhouse, fue la facilidad para acceder a contenidos eróticos y pornográficos a través de internet.    Otro ejemplo de cómo pueden perjudicar ciertos cambios sociales a una publicación fue lo que ocurrió con la revista Cachorros y Mascotas, publicada por Globus Comunicación. Cachorros y Mascotas fue siempre una revista rentable. Hasta que se produjo un hecho impredecible que afectó a su viabilidad. Hace unos años, empezó a producirse una sensación de psicosis frente a los perros tras algunos ataques a niños de estos animales. Los padres dejaron de comprar perros, pero también las revistas dedicadas a estos animales. Estas revistas dejaron de venderse y los anunciantes restringieron la publicidad. Globus decidió dejar de publicar mensualmente la revista, aunque ha lanzado algún número extra suelto. Hoy ese mercado se ha recuperado. Incluso hubo una empresa editorial, Grupo V, que tras cerrar Cachorros y Mascotas, vio la oportunidad de ocupar el hueco dejado y sacó una revista sobre esta temática: Mundo Mascota.

 

 Son aspectos todos ellos que debe tener en cuenta toda persona que se embarque en un proyecto periodístico si quiere que la idea de la película de Woody Allen (Si la cosa funciona) llegue a materializarse.

EL EFECTO LARSSON: ¿ESTÁ LA NOVELA NEGRA MÁS CERCANA A LA REALIDAD QUE EL PERIODISMO?

stieg_larsson[1]¿Por qué parece que el periodismo de investigación ha arrojado la toalla? ¿No da la sensación de que la novela negra (e incluso los libros de ensayo) ha tomado el relevo del papel de denuncia que durante décadas ha desarrollado el periodismo? Esta es una intersante reflexión realizada por Javier Valenzuela en el artículo ‘La aldea global es una novela negra’ publicado por El País.

Valenzuela se refiere a la última edición de la Semana Negra de Gijón, una de cuyas mesas redondas estuvo dedicada específicamente a las relaciones entre thriller y política. “La conclusión fue que la novela negra está abordando con insolente realismo lo que el periodismo oculta o maquilla: la ferocidad de las luchas por el poder, la omnipotencia del dinero, el doble rasero, la manipulación del público… Constreñida por la obligación de publicar informaciones contrastadas y por lo políticamente correcto, la prensa de calidad no puede contar de la misa la mitad; la sensacionalista, por su parte, sólo se ceba en los débiles y los rojos”.

“Antes de dedicarse al thriller, Val McDermid fue periodista, como lo fue el fallecido Larsson y como lo son tantos de los cultivadores actuales del género. En sus biografías suele haber elementos comunes: una temprana vocación literaria, una posición política progresista y mucha amargura por no haber podido contar en la prensa todo lo que sabían sobre tal o cual cosa, sobre todo cuando había individuos, empresas o gobiernos poderosos de por medio. Tal es el caso del galés Matt Beynon Rees, creador del primer detective palestino de la historia, el profesor Omar Yusef. Entrevistado en mayo por Le Point, Rees decía: “La ficción es más cercana a la realidad que el periodismo”.

Sirva este aperitivo para lanzar esta inquietante reflexión. Si quieres leer el artículo completo, pincha aquí.

Más sobre el tema:

. La decadencia del periodismo de investigación y denuncia. Pincha aquí.

‘AYÚDAME A INVESTIGAR’, INTERESANTE INICIATIVA DE PERIODISMO CIUDADANO

Paul Bradshaw es es el fundador del proyuecto ‘Help me investigate…’ (Ayúdame a investigar), nacido en Inglaterra y que pretende recuperar los asuntos locales y de investigación que la prensa tradicional ha dejado de lado. Se trata de plantear, a través de la web, una serie de investigaciones de modo que los ciudadanos con información puedan aportarla.

En una entrevista con el diario ABC, Bradshaw señala que “los periodistas cada vez tienen menos tiempo para investigar. Redactores y editores dicen no poder hacer el tipo de trabajo en profundidad y a largo plazo que representa el periodismo de investigación. Un periodismo que, realmente, nunca ha estado muy extendido en las organizaciones informativas. Sólo a una minoría de los periodistas, que cada vez son menos, se les pone a investigar, porque [la investigación] no es una fuente segura de información impresa o emitida. El otro motivo es que hay más asuntos e historias que los dicta la agenda informativa”.

El promotor del proyecto explica el funcionamiento de esta iniciativa: “La idea es dividir la información en pequeñas partes, que nosotros llamamos retos, para conseguir algo parecido a lo que se conoce como sistema de juego. No lo llamaría periodismo ciudadano, porque no consiste en escribir una historia. Es más un microvoluntariado en el que mucha gente aporta diferentes niveles de experiencia en encontrar cierto tipo de información. Por ejemplo, un profesor de Derecho que tenga acceso a una base de datos legislativa cuyo acceso vale decenas de miles de libras al año, y a la que el periodista no tenga acceso. Otra tarea es rellenar las solicitudes de la ley de derecho a la información [para solicitar que el Gobierno haga pública una información] y analizar los datos necesarios como un profesional, una formación que el periodista no suele tener. O conocer la metodología científica, que tampoco suelen conocer los periodistas. Este tipo de conocimientos individuales, todas estas pequeñas tareas con esta gente implicada, puestas de forma conjunta hacen que escribir un artículo tenga una dimensión social y no sólo sea una historia de 6.000 palabras que tienes que entregar antes del miércoles. La gente se implica y se compromete con la historia por su dimensión social y recibe el reconocimiento de la comunidad por su trabajo”.

Para leer esta interesante entrevista pincha aquí.

ELENA OCHOA, ‘EDITORA INVITADA’ DE YO DONA

ochoaEl número del 29 de agosto de ‘Yo Dona’, suplemento femenino del diario El Mundo, utiliza la técnica del ‘editor invitado’. En este caso, solicitaron la colaboración de Elena Ochoa para hacer este papel. El personaje está bien escogido ya que su imagen de glamour y de mujer moderna e independiente encaja a la perfección con la filosofía de la publicación y el estilo de la lectora a la que se dirige.

¿En qué ha consistido su participación? En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, Ochoa ocupa la portada de la revista y es la protagonista de la entrevista que, en páginas interiores, le realiza Charo Izquierdo, directora de ‘Yo Dona’.

Pero la implicación de la mujer de Norman Foster va algo más allá. Según se informa en la revista, Ochoa ha participado en la selección de una serie de contenidos. De hecho, se creó una especie de icono (‘El sello de Elena’) que puede verse en una serie de reportajes (‘El arte a pie de calle’, ‘Los hombres ante el aborto’…) y de secciones (Agenda, Apuntes).

En otra página, además, se publica una galería fotográfica en la que se ve a Ochoa dentro de la redacción de ‘Yo Dona’: seleccionando imágenes para los reportajes, en compañía del redactor jefe y el director de arte, con la directora en su despacho…

Hay quien dice que la técnica del ‘editor invitado’ es una estrategia más cosmética que de fondo. Que lo único que busca es utilizar el prestigio y la buena imagen de determinados personajes. Puede que en algunos casos sí sea verdad y la aportación real del editor invitado sea cercana a cero.

Pero lo que no se puede negar es que, si se gestiona con inteligencia, la colaboración de un determinado personaje sí puede influir en gran manera a la calidad del producto. Para ello el personaje debe dedicarle, sobre todo, ‘tiempo’ y ‘cerebro’. Y cuando esto ocurre el lector sí que sabe apreciarlo y distinguirlo.

Más información sobre la técnica del editor invitado:

. James Blunt escribe los titulares del diario ‘Metro’. Pincha aquí.

. Bono será el redactor jefe de Vanity Fair. Pincha aquí.

DON HEWITT, ROBERT NOVAK: MUEREN EN AGOSTO DOS GRANDES FIGURAS DEL PERIODISMO NORTEAMERICANO

Don Hewitt
Don Hewitt
Dos prestigiosas figuras del periodismo norteamericano, Don Hewitt y Robert Novak, fallecieron durante el pasado mes de agosto. Ofrecemos aquí como homenaje póstumo una breve reseña de sus mayores hitos.

En 1948, joven pero ya con amplia experiencia, Hewitt fichó por la cadena CBS donde llegó a dirigir y producir el primer debate presidencial televisado y que enfrentó a los candidatos Richard Nixon y John Kennedy en 1960. Allí, y hasta la fecha, empezó una fructífera trayectoria profesional que lo llevó a la creación del programa 60 minutos, que empezó a emitirse el 24 de septiembre de 1968.

La idea de Hewitt era trasladar el estilo de las revistas informativas al formato televisivo, pasando del típico documental de una hora a una especie de revista informativa dividida en tres secciones. El éxito del programa fue tal que se convirtió en uno de los espacios más vistos en el país durante años -estuvo durante 23 temporadas entre los diez programas más vistos-, convirtiéndose en un referente que luego tuvo muchos imitadores.

60 minutos provocó críticas y mostró también su influencia. El espacio fue altamente criticado cuando, tratando el tema de la eutanasia, se mostró por primera vez a un médico, Jack Kevorkian, aplicando una inyección letal a un enfermo terminal, lo que llevó a Kevorkian a ser juzgado por asesinato y desató un intenso debate a escala nacional. Para más información, pincha aquí.

Robert Novak, conocido con el mote de ‘Príncipe de las tinieblas’, destacó en la elite periodística de Estados Unidos, apuntándose primicias y codeándose con prominentes figuras de la clase política del país.

De hecho, sus columnas de opinión siempre eran fuente de controversia: fue el primer periodista en revelar, en 2003, el nombre de una espía de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Valerie Plame, lo que causó un escándalo político en la Admnistración de George W. Bush. Esta columna en la que se desveló la identidad de Plume fue publicada pocos días después de que el esposo de ésta, Joseph Wilson, alegara que el Gobierno de Bush había manipulado los datos de inteligencia para exagerar la amenaza que suponía Irak y así justificar la invasión en marzo de 2003.

Novak, que comenzó su carrera como periodista de prensa escrita para luego trasladarse a la televisión, se coronó como presentador del popular programa de análisis político de CNN, ‘Crossfire’, entre 1980 y 2005. En mayo de 1963, cuando trabajaba para el diario ‘Wall Street Journal’, se sumó al ahora fallecido periodista Rowland Evans para lanzar juntos la columna de opinión política ‘Inside Report’, que pronto se convirtió en un obligado punto de referencia entre los líderes políticos. Sus mordaces comentarios políticos hicieron que Novak asumiera la responsabilidad de la columna cuando Evans se jubiló en 1993. Para más información, pincha aquí.

MARKETING PERIODÍSTICO: ESTRATEGIAS PARA SEGUIR CRECIENDO

Kate_Moss_portada_abril_revista_Vogue[1](Extracto del libro Marketing de periódicos y revistas)

La fase de crecimiento se caracteriza por un rápido incremento de las ventas. Una vez que nuestra publicación gusta a un volumen importante de compradores iniciales, la mayoría de los consumidores de tipo medio comienzan a comprarlo. En paralelo, también se disparan los ingresos publicitarios. Los anunciantes –que en los primeros números se anuncian por cortesía o por la presión comercial de las empresas editoras– despejan ya la incertidumbre de si la publicación ha tenido aceptación o no. Ya tienen datos de ventas y –algo fundamental– del perfil de nuestra audiencia, y entonces pasa a ser catalogado como un soporte publicitario adecuado.

El éxito de una nueva publicación puede provocar un fenómeno que, forzosamente, va a condicionar su estrategia futura: la aparición de nuevos competidores, atraídos por las posibilidades del nuevo mercado. Pero también hemos podido lanzar la publicación en un segmento ya explotado por otros títulos. En estos casos el gran reto está en hacer un ejercicio de diferenciación y conquistar una ventaja competitiva. En cualquier caso, algunas estrategias que se suelen aplicar en esta fase son:

. Búsqueda de nuevos segmentos. Para seguir creciendo, es habitual explorar nuevos segmentos de lectores mediante el lanzamiento de nuevos contenidos, nuevos enfoques de la información, números extras, suplementos, ediciones regionales, etcétera.

Esta es la estrategia seguida en España por Vogue. Cuando nació esta revista, el objetivo era lanzar un producto de muy alta gama, muy lujoso, para una mujer de una clase muy alta que se mueve en un mundo de lujo, joyas y viajes. Y con una cierta edad, aquella a partir de la cual se alcanza este nivel adquisitivo. La revista tenía un nivel muy alto de ensoñación, pero muy poco que ver con la mujer de hoy.

A partir de un determinado momento, se decidió dar un giro a la revista. Vogue siguió apostando por mantenerse en la alta gama y la calidad de su imagen, pero a la vez adaptarlo a una persona más joven, que trabaja, que consigue ella misma lo que tiene. Sin olvidar el componente de ensoñación de siempre, se buscó hacerlo más alcanzable, aunque sin caer para nada en el concepto de revista práctica.

. Estrategia de reposicionamiento. A veces no hay que esperar a la fase de madurez para poner en marcha una primera maniobra de reposicionamiento. Es aconsejable cuando, aunque la publicación esté creciendo, se detecten nuevas vías para seguir haciéndolo de forma más sólida.

 Fue lo que hizo la revista DT, editada por Focus Ediciones. Así lo explica su director general Daniel Medvene: “DT nació en 1992 como revista de estilo de vida para hombres y mujeres. Pero en 1998 empezamos a encontrar un pequeño problema con los anunciantes. A pesar de que habíamos llegado a ser líderes en nuestro pequeño sector, los anunciantes que iban a un target masculino dedicaban todo su presupuesto a revistas puramente masculinas, y los anunciantes que se dirigían al target femenino hacían otro tanto. De modo que nos quedábamos fuera de muchas campañas de publiciad. Esta fue una de las causas que nos llevó a dar un giro a la revista para reenfocarla decididamente como una cabecera masculina”.

POPURRÍ DE TEMAS: SOBRE CIBERERRORES, SOBORNOS A PERIODISTAS Y DIARIOS DIGITALES… ¡DE PAGO!

Selección de las noticias, reportajes y artículos sobre periodismo que se han publicado en los últimos días:

Los ciberrores de elpais.com. ¿Qué hace que un diario como EL PAÍS pueda ser citado con seguridad por el resto de la prensa cuando publica una noticia en exclusiva? Su credibilidad. La presunción de veracidad, es decir, el convencimiento de que se nutre de fuentes solventes y de que las noticias que publica son rigurosamente contrastadas. Aunque intangible, ése es el principal capital de un diario, y se gana con el esfuerzo continuado de todos sus profesionales. ¿Puede perder un periódico credibilidad si él mismo ofrece como fuente de sus informaciones a medios que no tienen esa misma credibilidad? ¿Es suficiente en estos casos con citar la fuente? Fuente: El País. Para leerlo, pincha aquí.

La prensa marroquí publica editoriales en blanco como protesta. La prensa independiente marroquí salió el viernes a la calle con sus editoriales en blanco, como forma de protesta ante lo que los diarios califican como una “escalada judicial” contra los periódicos del país. Fuente: El Mundo. Para leerlo, pincha aquí.

Cesar Vidal afirma que ha sufrido presiones y algún intento de soborno. El periodista César Vidal ha enviado una carta abierta de despedida de su etapa en la cadena Cope, asegurando que entre Jiménez Losantos y él han trabajado en la emisora “el doble” que los presentadores de otras radios cobrando “muchísimo menos”. Tamibén que ha sufrico presiones y algún intento de soborno “desde dentro y de fuera”. Comentario mío: pues que lo cuente, que para eso es periodista. ¿No? Fuente: El Mundo. Para leerlo, pinchar aquí.

Reuter sugiere no utilizar Wikipedia como fuente de información. The New York Times, que se enfrenta a importantes dificultades financieras, baraja la posibilidad, entre otras opciones, de cobrar por el acceso a su edición digital. Fuente: Abc. Para leerlo, pincha aquí.

EL MODELO TMZ.COM: ¿PARA CUÁNDO UNA PRENSA DIGITAL DE CALIDAD EN ESPAÑA?

miss-washington-elyse-umemoto[1]TZM.com es la gran web del mundo del espectáculo en Estados Unidos. Una web que se ha apuntado grandes tantos periodísticos. El último: la primicia de la confirmación de la muerte de Michael Jackson. También fue la primera en informar sobre el consumo de drogas del cantante; la primera que tuvo las cintas grabadas por los servicios de emergencia que decían que el astro no respiraba; y la primera en aventurar que habría pelea por la custodia de los tres hijos de la estrella.

TMZ.com se ha convertido en la referencia informativa para estar al día de todo lo que sucede en el pecaminosos ambientes del famosea. Otros triunfos que se ha apuntado fueron la difusión de los comentarios antisemitas de un Mel Gibson ebrio; los juramentos del actor  Christian Bale contra el equipo durante el rodaje de Terminator Salvation; los detalles del accidente de esquí que produjo la muerte de Natascha Richardson, y las primeras imágenes de Cristiano Ronaldo y Paris Hilton.

Vamos, ni más ni menos que lo que tiene que hacer un medio informativo para obtener el favor del público: exclusivas, primicias, imágenes impactantes, polémicas, revelaciones… TMZ.com es un caso significativo de cómo, en poco tiempo, un medio exclusivamente digital le gana la partida a sus colegas de la prensa tradicional en papel. Con todo su prestigio y su historia a cuestas. Pero ni lo uno ni lo otro valen nada si una nueva marca, por muy joven que sea, te gana por goleada en lo que es la esencia del periodismo: la información.

Y esto sucede en Estados Unidos y sucede en otros países desarrollados. No así en España. En nuestro país, lamentablemente no tenemos ningún periódico puramente digital que se haya encumbrado como medio de referencia. Que dé exclusivas. Que cree opinión. Algo que no tiene nada de extraño por tratarse de medios con unos claros planteamientos low cost, algo que está reñido con el periodismo de calidad. ¿Qué le vamos a hacer? De momento, aquí el mejor periodismo digital no es otro que el que hacen las webs de los periódicos off line (como dicen los cursis): elpais.com, el mundo.es, etc.

¿Cuándo nos sorprenderá alguien con un proyecto de periodismo digital… de calidad? Esperemos que sea más pronto que tarde.

Si quieres leer más sobre TMZ.com, pincha aquí.

SÓLO LOS NECIOS CREEN QUE EL PERIODISMO MORIRÁ

carlinEl futuro de la prensa es uno de los temas estrella de los últimos meses. Debates, análisis, reflexiones… Quizá demasiadas palabras para una cuestión que, en la práctica, no es tan complicada. Lo cierto es que la prensa de papel tiene los días contados tal como la conocemos hoy. Pero yo no veo en esto ninguna tragedia para la actividad periodística. Al final, siempre perdurarán los buenos periodistas (aunque haya muchos compañeros que caigan en el camino) frente a advenedizos y ciberiluminados iletrados que vienen a dar lecciones cuando, en realidad y a diario, se demuestra que no tienen mucho que contar.

El buen periodismo consiste en contar cosas interesantes y explicarlas de forma amena. Esto es algo que ha interesado a los consumidores de medios de comunicación desde siempre y que seguirá interesando. Salvo, claro está, que se produzca un retroceso en la evolución del ser humano (estamos en el año de Darwin) y en vez de una mejora intelectual de las personas, demos un paso atrás en dirección al precipicio de la estupidez. Los que deseen esta última posibilidad, que no se preocupen, que también tienen su sitio, sobre todo en Internet.

Lo que sí será Internet (ya lo es) es el gran medio de comunicación del futuro y donde el buen periodismo va a cosechar sus mejores frutos. Ahora, de momento, estamos entretenidos en cuestiones menores como plazos, ritmos, formatos, soportes, que si la muerte del papel… La invención del frigorífico fue una gran tragedia para las antiguas fábricas de hielo, pero la gente siguií queriendo enfriar sus alimentos. De la misma manera, es evidente que el periodismo tiene un gran futuro. ¡Hay que estar ciego para no verlo!

Un análisis extraordinario sobre el tema lo dio el gran John Carlin (en la foto) en el artículo ‘El momento crucial’ publicado por El País (en su versión en papel y en la web, que es lo mismo, que muchos hablan de estos medios como si fueran soportes enemigos y no complementarios). Un reportaje excelente de los que espero seguir leyendo  en Internet dentro de 15 años cuando el papel haya pasado a la historia.

En el reportaje, Philip Bennett, jefe de redacción de The Wasington Post, confiesa que no tiene nada claro futuro de la prensa, “salvo la convicción de que el ser humano seguirá queriendo que le cuenten historias y se las cuenten bien. Si no se descubre un modelo de negocio viable para que un periodismo como el de hoy, y como el de tiempos de Dickens, se pueda sostener en la era de Internet (mientras dure), es posible que el número de diarios se siga reduciendo y que menos personas se ganen el pan haciendo periodismo. Pero, en el peor de los casos, los buenos sobrevivirán. Como dice Benjamín Lana, habrá muchas personas escribiendo muchas cosas en muchos ordenadores, “pero la pregunta sigue siendo la de siempre: ¿qué tiene usted que contar?”. Y si tiene cosas valiosas de contar, se le leerá. No es ninguna casualidad que, como comentó Philip Bennett, las seis historias de The Washington Post que ganaron premios Pulitzer el año pasado estuvieron entre las más vistas en la historia de la edición web del diario. Trataban de Dick Cheney y de Irak, pero también de un violinista que se ganaba la vida en el metro de la capital estadounidense”.

Esto ha sido un aperitivo de este exquisito trabajo. Si no te lo has leído, ahora puedes hacerlo pinchando aquí.