LA ENTREVISTA FALSA A VALLE-INCLÁN

valleinclanHace unos meses publiqué un post sobre la técnica de la entrevista a un personaje a propósito de una entrevista inventada a Montgomery Burns que sacó El Economista. Un lector me envía un texto sobre otro ejemplo de entrevista falsa, la que le hizo la periodista española Josefina Carabias a don Ramón del Valle Inclán.

Agradezco el envío y reproduzco aquí el texto, publicado en la revista de la FAPE. Es como sigue:

“El día en que Josefina Carabias comenzó en 1933 su trabajo en el vespertino La Voz, recibió el encargo de entrevistar a Valle Inclán, nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes de Roma. No era la primera vez que conversaba con él, por lo que no entrevió en principio dificultad. Fue al sanatorio de la Avenida Reina Victoria, donde sabía que seguía un tratamiento, pero no estaba allí. Lo buscó por los sitios que frecuentaba en aquella época durante las mañanas. Acudió al Ateneo y se acababa de marchar, recorrió varias calles y no dio con él. Finalmente se presentó en su casa donde tampoco estaba. Su hija Mariquiña le dijo que habían pasado por allí varios periodistas buscándole, pero que su padre tenía previsto atenderlos a todos a las cuatro de la tarde en el sanatonio.

“Sí, pero yo tengo que verle antes. En el periódico me exigen que tenga lista la intervió lo más tarde a las dos”, se quejó Carabias. “¡Pues invéntatela”. La periodista no podía consentirse un fracaso en su primer día en el periódico, y así lo reconoció en su libro “Azaña, los que le llamábamos don Manuel” (1980), en cuyas páginas confesó su trampa. “Me fui pues a la redacción, me puse a la máquina, escribí como si fueran contestaciones a mis preguntas muchas de las cosas que le había oído a don Ramón sobre la Academia de Bellas Artes de Roma –incluso lo bonito que estaría su entierro bajando por aquellas escalinatas– y se lo di al director”.

El remordimiento tras tomarse esta libertad le hizo acudir a las cuatro al sanatorio para avisar, en cuanto pudiese aprovechar un aparte, al propio Valle-Inclán. Le contó lo ocurrido justo a tiempo para que el autor, al dirigirse al resto de los periodistas, asumiera una secreta complicidad. “Les agradezco que se hayan molestado en venir a este lugar tan incómodo y tan malsano. Supongo el motivo. Así pues, como ya dije esta mañana a su compañera a su compañera la señorita Carabias, que no sé cómo demonios se las arregló para dar conmigo, antes de enterarse de que yo les iba a citar a todos ustedes juntos…”.



Anuncios

LAS ENTREVISTAS IMPERTINENTES DE KARMENTXU MARÍN

Aunque pueda parecer lo contrario, las entrevistas que más difíciles resultan son esas que podríamos denominar como ‘entrevistas impertinentes’. Al menos, hacerlas bien. Porque esto es como todo: aquí hay maestros (unos pocos) e imitadores. Y dentro del universo de maestros, brilla con luz propia Karmentxu Marín y sus entrevistas en la contra de El País.

Se trata de entrevistas a personajes de todo tipo: políticos, artistas, escritores… Se les formula preguntas chisposas, con doble intención y con un puntito de impertinencia. Pero, eso sí, sólo un puntito de impertinencia, además pactada, no vaya a ser que el personaje se lo tome a mal y nos deje sin entrevista.

Se trata de poner a prueba el ingenio del entrevistado. Este debe responder conforme a un libro de estilo previamente delimitado y pactado: respuestas directas, lo más ingeniosas y cortas. Por favor, sobre todo cortas. Una de los secretos de este género es que tenga RITMO, y esto es incompatibles con respuestas kilométricas.

Publicamos aquí como ejemplo una entrevista con la actriz Carmen Machi, protagonista de la serie de televisión Aida. Cuando hablamos de preguntas incisivas y con chispa, nos referimos a algunas como éstas:

– ¿No fue a recoger el Premio de la Academia de Televisión porque es una borde?

– ¿Es mejor fregar escaleras o dedicarse a la política?

– Creo que mata por unos huevos fritos con morcilla.

Con preguntas como estas, es inevitable que salga a la luz la dimensión más humana de los entrevistados. Ahora bien, para que la entrevista funcione, hay que contar con que el personaje dé la talla y haga declaraciones realmente ingeniosas, chisposas, con sentido del humor.

Y esto no siempre se consigue. La ventaja de la prensa: que la periodista puede alargar la entrevista, o retorcer el sentido de las repuestas, hasta que considere cumplido el objetivo.

Mucho más difícil es en la radio o televisión. Aquí esmuy difícil camuflar la calidad de las respuestas cuando en entrevistado no tiene un buen día o sencillamente es que no da más de sí. Karmentxu Marín intentó trasplantar este mismo modelo de entrevista a la radio (‘A vivir que son dos días’, Cadena SER). Mientras sus entrevistas de El País son de sobresaliente, las de la radio no llegan (siendo geneosos) al aprobado raspadillo. Al menos, para mi gusto. Aunque todo es opinable.

============================================

PRÓXIMO VIERNES: REVISTA GLAMOUR, LA MÁS PEQUEÑA DEL KIOSCO

===========================================

EL FORMATO DEL ‘AUTORRETRATO’: BORIS IZAGUIRRE TE ENSEÑA SU ALBUM DE FOTOS

Una de las principales formas de innovar en periodismo, según estamos viendo en este blog a través de un gran número de ejemplos, consiste en buscar formatos diferentes para presentar los temas periodisticos de siempre. El tema puede ser el mismo, pero lo que hay que cambiar es el decorado con el que se lo presentamos al lector.

Este es el caso de la sección de la revista Psychologies titulada ‘Autorretrato‘. El fondo no es otro que el viejo recurso periodístico de presentar a un personaje que interesa a la audiencia. En este caso se trata de Boris Izaguirre, shoman, escritor, presentador de TV y otras muchas cosas más. La innovación está aquí en la forma de presentarlo. Lo normal sería a través de una entrevista que le hiciera un periodista y donde se repasarían cuestiones de interés acerca de este personaje como su infancia, su adolescencia, su vida, su trayectoria profesional, sus opiniones sobre esto y aquello…. Una entrevista como tantas otras a un personaje como tantos otros, con fotos como tantas otras y publicada en una revista como tantas otras.

Sin embargo, Psychologies lo presenta bajo en formato del ‘Autorretrato’. Es el propio personaje el que hace este repaso a su vida en primera persona, comentando algunas de las imágenes más significativas que conserva en su album de fotos. Una fórmula que, en cierta forma, busca una mayor complicidad y cercanía con el lector.

ALMUERZO CON… UN MODELO DE ENTREVISTA DISTENDIDA

A lo largo del pasado verano, El País publicó en su contraportada una serie basada en un modelo de entrevistas distendidas y amables con el título genérico de ‘Almuerzo con…’, ‘Desayuno con…’ o ‘Cena con…’, según fuera el caso.

Lo más llamativo de este modelo de entrevista es que, teóricamente, la misma se producía mientras entrevistador y entrevistado compartían mesa y mantel. Se publicaba, junto a la foto del personaje, una fichita con el nombre del restaurante, los platos que se habían degustado y el precio total del mismo.

En el texto casi siempre se hacía alguna referencia a la situación o se justificaba por qué se había elegido dicho restaurante: “En La Piazza, restaurante familiar en el corazón de Los Angeles, es fácil ver a Luis Miguel. A Antonio Baderas le pilla cerca de casa y Penélope Cruz también pasa por ahí. Drew Barrimore o Nicolas Cage son habituales. Pero el actor cubano Nestor Carbonell (el entrevistado) no es ninguno de ellos”.

Es un enfoque que nos lleva a pensar otros lugares o situaciones en los que hacer la entrevista: tomando cañas, en una discoteca, haciendo deporte, jugando a las cartas, paseando por una oficina… No está mal la fórmula.


UNA ‘ROAD MOVIE’ CON DEL BOSQUE: CÓMO NO ABURRIR CON OTRA ENTREVISTA ESTÁNDAR

El problema era el siguiente. Vicente Del Bosque había sido nombredo nuevo seleccionador, en sustitución de Luis Aragonés. Su presentación consistió en una rueda de prensa multitudinaria, seguida de catorce entrevistas individuales. ¡Y nos encargan que hagamos algo diferente! Pero, ¿cómo? Si a estas alturas este hombre ha ha dicho todo lo que tenía que decir (¡catorce entrevistas!) y ha salido hasta en la hoja parroquial.

Si tenemos imaginación, siempre se puede hacer algo original. Fue lo que hicieron los chicos del Marca, que por algo es el diario deportivo líder. Y los del Marca se montaron una entrevista (¡otra más!), pero con un formato diferente a las demás. Con mucho más tiempo y en un escenario en el que Del Bosque no pudo negarse: se lo llevaron a que le contara sus impresiones a su ciudad natal, Salamanca.

Durante la entrevista se narra las conversaciones que iban manteniendo durante el viaje en el mismo coche del nuevo seleccionador (”Nos montamos en el coche, un Mercedes de tronío”, “En el coche lleva sintonizado Radio Marca”, “Según van cayendo los kilómetros, el bluetooth del coche no da abasto”…) Más que una entrevista, parece un ‘road movie’. Lo que le hace, porque ese era el objetivo, evocar sus comienzos (”¿Qué bonitos recuerdos! Estábamos todo el día en la calle jugando. Después llegaron mis primeros equipos: el Fátima, el Zamorano, el Salomé…)

También, lógico, lleva el momento de analizar el pasado reciente, el presente y el futuro de la selección. Sus ideas, sus planes y sus proyectos con la Roja. Todo a lo largo de un paseo por el casco antituo y algunos lugares emblemáticos de la ciudad en el que los periodistas (Juan Ignacio Gallardo y Roberto Gómez) van anotando todas las anécdotas que les van ocurriendo (”Atiende gustoso a los numerosos aficionados que le paran”, “Mientras caminamos hacia la Plaza Mayor, nos confiersa que…”). Y en este plan.

En fin, que los chicos del Marca supieron cómo darle la vuelta a una situación difícil: cómo hacer algo innovador cuando a nuestro entrevistado le acaban de hacer tropecientas mil entrevistas. Una situación que en periodismo es cada vez más habitual: directores de películas que andan promocionando su última creación, escritores que presentan libros, cantantes que hacen lo propio con sus discos… Si, en estos casos, planteamos a los protagonistas HACER ALGO DIFERENTE, seguro que aceptan. Al fin y al cabo, a ellos también les cansa dar una y otra vez la misma respuesta a las mismas preguntas.

ENTREVISTA CON UN PERSONAJE IMAGINARIO: MONTGOMERY BURNS TE CUENTA SUS SECRETOS

El Economista es un periódico económico en donde aparecen todos los días noticias y entrevistas con empresarios y altos directivos, de CARNE Y HUESO. Un planteamiento ingenioso fue traer a sus páginas a un empresario de éxito, pero DE FICCIÓN, como hizo con el despiadado Montgomery Burns, dueño de la central nuclear de Springfield, el pueblo de los Simpsons.

El tono de humor se percibe, como no podía ser de otra manera, desde el mismo titular: “Daría todo lo que tengo por tener un poco más”. Aquí hay que destacar la CAPACIDAD DEL PERIODISTA para inventar las preguntas, y las respuestas, relacionadas con personajes y situaciones ocurridas en los episodios de los Simpsons.

¡¡Realmente ingenioso!!

EL LUGAR DE LA ENTREVISTA: CHARLANDO CON TOM WAITS… ¡¡EN UN BAR DE CARRETERA!!

La originalidad no siempre se centra el personaje o en el tema. A veces, el punto de interés radica en un aspecto que, a priori, pudiera parecer accesorio: el LUGAR donde se celebra la entrevista o se realiza el reportaje. Esto lo veremos en nuestro ejemplo de hoy (trasladar a un personaje conocido al ambiente con el que todo el mundo le relaciona) y en un próximo post que publicaremos próximamente (desplazamos, no a un famoso, sino a un experto a un entorno para que nos dé una explicación).


En ambos casos se trata de que personaje esté en su AMBIENTE, en su salsa, lo que potencia aún más el interés del reportaje, y nos revela mucho más acerca de su personalidad. UN REQUISITO: que exista una FUERTE VINCULACIÓN entre el personaje y el lugar.

Como hemos dicho, la primera técnica consiste en llevarnos a un personaje conocido, a un famoso, AL AMBIENTE CON EL QUE TODO EL MUNDO LE RELACIONA. Es lo que hizo nuestra compañera Bárbara Celis en la entrevista con Tom Waits que tituló ‘Crónicas de un ladrón de sonidos’ y que apareció en EPS.

En efecto, en este caso existe una FUERTE VINCULACIÓN entre el personaje y el lugar. La entrevista se celebró en un bar de carretera de California, “porque el local podrían habitar perfectamente en una de sus canciones”.

Se realiza una DESCRIPCIÓN ATRACTIVA DEL LUGAR en el arranque del reportaje (“En medio de un paisaje de olivos y viñedos”, “un lugar lleno de trastos añejos”) y de uno de los personajes que por allí habitan: Evert, el dueño del local (“Un sexagenario holandés de aspecto anacrónico y camisa hawaiana”). En fin, léetela y sabrás de lo que estamos hablando.

CÓMO IMPRESIONAR AL LECTOR CON UNA FOTO PROVOCADORA

A estas alturas no vamos a descubrir la importancia de la imagen y la fotografía en periodismo. En prensa, hay muchos tipos de fotografías: las informativas, las conceptuales, las ‘robadas’, las de ambiente… Pero posiblemente las más difíciles de ejecutar sean las fotos cuya intención principal sea la de PROVOCAR. Llamar la atención del lector, soprenderle o sacarle de la monotonía que a veces podemos sentir cuando vamos a la altura de la página 110 de nuestra revista favorita.

El pasado 19 de julio EL PAÍS publicó una entrevista con FRÉDÉRIC BEIGBEDER, uno de los grandes novelistas franceses del momento. Iba firmada por Jesús Rodríguez y se titulaba ‘El chico malo de Saint-Germain’. Una entrevista muy interesante en la que se nos descubre las polémicas opiniones y la controvertida personalidad del nuevo enfant terrible de las letras francesas. De aspecto desaliñado, ha escrito bajo de los efectos de las drogas, adicto al lujo, crítico con un capitalismo en el que vive a todo trapo, asesora al partido comunista… Todo un personaje que, para estar a su altura, exigía una foto provocadora como la que fue publicada (tumbado desnudo en su bañera y sólo cubierto por un voluminoso volumen del ‘Who’s who in France’). Una buena foto que aumenta considerablemente el valor del reportaje.

Lógicamente, para realizar este tipo de foto hay que contar siempre con la colaboración activa de nuestro personaje. Y esto es lo más difícil. Hay algunos (los más mediáticos, los que van de conflictivos, de provocadores, de guays…) que se dejan con cierta facilidad realizar este tipo de montajes, mientras que otros es casi una temeridad ni siquiera plantearlo. Pero, si lo conseguimos, tenemos el éxito y la felicitación de nuestro redactor jefe asegurados.

El gran problema es conseguir que el montaje sea realmente provocador… y realmente original. A veces pensamos que hemos convencido al personaje para que se preste a una foto original, cuando otros ya han realizado algo similar anteriormente. Es lo que también le ocurre a esta foto de Beigbeder. Pocas semanas antes, ¡mechachis!, el dominicical de este mismo periódico publicó una foto del director de cine José Corbacho… tumbado desnudo en una bañera cubriéndole sus partes varios balones de fútbol. En fin, cosas que pasan.

Pero, no nos engañemos, tampoco la foto de Corbacho era original. Bien conocida es la foto de Camilo José Cela saliendo semidesnudo de la ducha antes del discurso de ingreso en la Real Academia. Pero de eso hace ya muchos años.

………………………..

PROXIMO VIERNES: MODA .Y TENDENCIAS: CONVERTIR A UN FAMOSO EN TU ‘PERSONAL SHOPPER’ PARTICULAR

…………………….

EXCLUSIVAS: CUANDO EL ‘PERSONAJE’ ES MÁS IMPORTANTE QUE ‘SUS DECLARACIONES’

El pasaso domingo (6 de julio) EL MAGAZINE de EL MUNDO nos ofrecía una interesante exclusiva de Baltasar Magro: el industrial Emiliano Revilla, veinte años después de su secuestro por ETA, rompe su silencio. Una exclusiva que tiene un doble mérito. Por un lado, la habilidad a la hora de haber detectado un aniversario periodísticamente muy significativo, sobre todo en unos momentos en los que coincide con la conmoción mundial que ha producido la liberación de Ingrid Betancourt por pare de las FARC.

El segundo mérito: haber convencido a un personaje reacio a hacer declaraciones, y mucho menos sobre un tema como el de su secuestro. Y en este último punto es donde se encuentra, creo, la gran dificultad para realizar la entrevista. LA GRAN CONTRADICCIÓN: un personaje cuyo interés periodístico está EN QUE HABLE DE SU SECUESTRO, pero que se nota que no está dispuesto a hacerlo en ningún momento.

Y, de hecho, si repasáis la entrevista veréis que sólo se habla del tema en un espacio equivalente a, aproximadamente, una quinta parte del espacio de la entrevista. Media docena de preguntas tangenciales sin abordar el tema de frente y con respuestas lacónicas, relacionadas con el los cuadros que pintó Revilla durante su cautiverio. El resto de la entrevista es un repaso a su historia como empresario y a su labor en defensa de su pueblo: Ólvega.

Es evidente que la entrevista se concedió con la condición de no abordar este delicado y doloroso tema. ¿Cómo se solucionó esta dificultad? Pues (1) destacando en los titulares y los sumarios las escasísimas referencias de Revilla a su secuestro; (2) con una cronología recordando el secuestro, y (3) con un pequeño artículo de la periodista María José Sáez, que fue quien dio la exclusiva de la liberación del industrial.

Una buena solución para una situación complicada.