Blog de Periodismo Creativo

Ideas y tendencias para una profesión más innovadora y menos rutinaria. ¡Periodismo de Pata Negra!

EL DÍA EN QUE AL PERIODISTA FRANCHO BARÓN ESTUVIERON A PUNTO DE DARLE CUATRO TIROS

Posted by Fernando Montero en noviembre 9, 2009

Asesinato en la favela Morro dos Macacos

Asesinato en la favela Morro dos Macacos

Hace un par de semanas Francho Barón, periodista de El País, penetró en la favela Morro dos Macacos, de Río de Janeiro, para realizar un reportaje sobre uno de los enclaves de mayor pobreza y más peligroso del país. Ya se lo advirtió la policía: “Si entra usted es bajo su responsabilidad”.

Y allí que se fue el compañero Barón a hacer entrevistas aquí a allá hasta que fue abordado por una banda que incluso llegó a amenazarle de muerte. La crónica de lo sucedido fue relatada en primera persona en las páginas del periódico. Así fue cómo lo contó en un reportaje titulado: “Periodista, deja de temblar, si quisiéramos ya estarías muerto”.

“No pasa mucho tiempo hasta que se aproxima un individuo de entre 40 y 50 años con el torso desnudo y la cabeza rapada. Reparo en su colgante: el diente de algún animal de gran tamaño. Tras saludarnos, aparecen detrás de él varios chavales armados con pistolas automáticas y fusiles de asalto. Mi primera reacción es la de agachar la cabeza, llevarme las manos a la nuca e hincarme de rodillas ante ellos. Irracionalmente les doy la espalda porque no soporto la imagen de las pistolas encañonándome. El miedo me invade. Tengo frente a mí al dueño del local sentado en una silla, en estado de pánico.

El hombre del colgante, el líder, me levanta del suelo. Todos hablan y gritan al mismo tiempo. Tengo una pistola de gran calibre contra la sien. Reconozco dos subfusiles UZI. Todos son muy jóvenes. Dos chavales me registran. El jefe se dirige a mí:

-Ahora nos vas a decir quién eres y qué andas haciendo aquí.

-Soy periodista y he venido a hablar con algunos vecinos de lo que ha pasado durante el fin de semana. El portugués se me anuda en la garganta por el miedo.

-Como estés mintiendo te matamos aquí mismo.

De la cartera extraen mi acreditación como periodista y mi DNI español. El rapado estudia la documentación mientras algunos de los narcos abogan a gritos por ejecutarme en el momento. “Sacadlo de ahí y llevadlo al centro de la plaza”, resuelve el jefe. Mientras me empujan, uno de los chavales me dice al oído: “Si eres uno de esos periodistas que mandan reportajes sobre nosotros… vete preparando”. Un sudor frío me recorre la espalda.

Entonces el líder habla: “Periodista, deja de temblar, porque si te quisiéramos muerto ya lo estarías”. Son las primeras palabras mínimamente tranquilizadoras. Revisan mi libreta de anotaciones y mi teléfono móvil, y me sacan del bolsillo de la camisa una pequeña grabadora digital. Uno de los chavales intenta convencer al resto de que la grabadora es una cámara oculta.

En medio del griterío y con una UZI apuntándome al estómago, imploro misericordia y les intento explicar que en la grabadora no hay ningún material que pueda comprometerlos. Consigo manipular el aparato hasta que suena la última entrevista grabada esa mañana con un conocido experto brasileño en pobreza. El líder concluye que debo ser liberado. Me devuelve la cartera y mi material de trabajo. Sin embargo, me asalta el presentimiento de que no todo ha terminado.

La intuición no me falla. Aparece un individuo que aparenta ser otro cabecilla del narcotráfico local, éste mucho más joven y algo gordo, también mucho más agresivo. Da la orden de que se me retenga y se aproxima. Encarándome, me pisa el pie derecho y me rompe la camisa. Otros dos me propinan un par de golpes en la cabeza y me zarandean, el recién llegado busca como un poseso alguna cámara. No encuentra nada, pero me quita el teléfono y la grabadora y me dice: “Corre calle abajo y no mires para atrás si no quieres que te matemos”.

¿A alguien le quedan dudas de que el periodismo puede llegar a ser una profesión muy peligrosa?

Una respuesta to “EL DÍA EN QUE AL PERIODISTA FRANCHO BARÓN ESTUVIERON A PUNTO DE DARLE CUATRO TIROS”

  1. Miguel Ledesma said

    como periodista que soy, sé de lo peligroso que resulta el hacer periodismo de investigacion, y mucho mas si se trata de pandilla ya radicada ligada al narcotrafico, como en su mayoria de centro america y Brasil…. pero eso no puede permitir que los males sociales no sean denunciados….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: