Blog de Periodismo Creativo

Ideas y tendencias para una profesión más innovadora y menos rutinaria. ¡Periodismo de Pata Negra!

CÓMO ENTREVISTAR A ALGUIEN QUE SE NOS PONE UN POQUITÍN BORDE

Posted by Fernando Montero en julio 5, 2009

bebeOcurre mucho. Algunos entrevistados ocultan esta sensación de cansancio, de hartazgo y de monotonía cuando se enfrentan a un maratón de entrevistas y ruedas de prensa, y nos ponen la mejor de sus caras. Se lo toman como una parte más de su trabajo y lo hacen porque le va a reportar un beneficio en forma de publicidad. Situaciones frecuentes son las de los políticos en campaña electoral, las ruedas de prensa con futbolistas o entrenadores al final de los partidos, o escritores y personajes del mundo del espectáculo cuando van de gira promocionando sus últimos trabajos.

En general, suelen ser entrevistas anodinas. El periodista echa mano de las dos docenas de preguntas típicas  que le sirven casi lo mismo para un actor que para un novelista, del estilo de: “¿Tiene esta novela algo de autobiográfico?”. Esta debe ser la pregunta más repetida en la historia del periodismo. ¡Alguien debería prohibirla por falta de talento y de originalidad! El entrevistado, por su parte, está allí porque por contrato está obligado a promocionar su disco, su libro, su obra… Le someten a un maratón de entrevistas (una y otra vez hablando machaconamente sobre lo mismo) y está harto de que le hagan siempre las mismas preguntas.

El reto pasa por romper esa rutina, con preguntas imaginativas, originales y rompedoras que saquen al entrevistado de su sopor. Sólo así se le sacarán algunas declaraciones jugosas que no aburran al lector. Y aquí el secreto es bastante simple: prepararse muy bien la entrevista, y ver qué es lo que se les ha preguntado antes. Hay periodistas que confían mucho en su capacidad para improvisar y apenas preparan las entrevistas. Lo único que consiguen así es repetir las preguntas que ya le han hecho antes al entrevistado un millón de veces.

Otra posibilidad es que el entrevistado, harto de tantas entrevistas, se nos ponga un poquito borde. Fue lo que le ocurrió, por ejemplo, al periodisa de Metrópoli Pablo Gil en la entrevista publicada con la cantante extremeña Bebe, que acaba de publicar su último disco ‘Soy una salvaje’.  El interés de esta entrevista, más que en las respuestas de la cantante (este tipo de personajes dicen siempre lo mismo y se refugian en cuatro topicazos de los que es casi imposible sacarles), estuvo en los tres o cuatro encontronazos dialécticos que se produjo entre entrevistado y entrevistador.

Es interesante ver cómo logró Pablo Gil salir airoso y lidiar con una entrevistada que empezaba la entrevista en tono desafiante. Al comienzo de la entrevista, el periodista ya prepara al lector con lo que se va a encontrar más adelante: “Tajante, expeditiva, la extremeña empieza la entrevista para la Luna de Metrópoli como un cardo borriquero y terminará poniéndose borrica, y simpática, y sincera, y juguetona”.

Confieso que fue esta introducción la que me hizo continuar la lectura de la entrevista. Es una manera de sugerir al lector algo como: ¡sigue conmigo porque ésta no es otra más de tantas tópicas entrevistas a cantantes que sacan un nuevo disco!

El primer choque surge cuando el periodista hace una pregunta que no parece gustarle mucho a Bebe:

P.- Al final, el disco tiene bastantes elementos comunes con ‘Pa fuera telarañas'(2004). Parece que ha recorrido un largo camino para terminar en un lugar parecido.

R.- ¿Ah, ¿sí? Bueno, ¡soy yo la que lo hago! (Sonríe) ¿En que crees que se parece?

P.- En la manera de expresarse, de estructurar las canciones, de plantear los temas.

R.- ¿Qué temas planteo?

P.- Los temas personales.

R.- ¿Tú lo ves así? Ésa es tu lectura, ¿no? Pero en el otro tampoco todos los temas eran personales míos (ríe). Yo no he hablado de que todo lo que haya sea personal.

P.- Tampoco lo he preguntado, sólo que el estilo es más o menos el mismo, algo que no es censurable. ¿Está a la defensiva?

R.- No (ríe). ¡Te estoy picando! (Ríe).

Y un poco más adelante, el segundo encontronazo:

P.- Ha hablado en muchas entrevistas de lo que sufrió con el éxito (se vendieron en el mundo 800.000 copias de Pa fuera telarañas, la mitad de ellas en España).

R.- ¿Tú te crees todo lo que lees? A mí precisamente no me gustan las entrevistas porque la mayoría de las cosas que yo decía no eran las que se ponían en los artículos.

A lo que responde Pablo con una réplica a la que Bebe no sabe contestar:

P.- ¿Entonces la mayoría de sus entrevistas se han publicado tergiversadas?

R.- Pues sí, en muchos aspectos sí. Dichas con otras palabras, fuera de contexto…

P.- La pregunta era si fue así, si lo pasó tan mal después del éxito.

R.- Sí, pero fue durante el éxito. Aunque de eso ya no me acuerdo. No me gusta, bah, ahora estoy muy bien, no más llorar, no, no, no, no (canturreando).

Todo esto ocurrió al principio de la entrevista y lo cierto es que vino bastante bien para el resultado final. El resto del tiempo la cantante se mostró mucho más civilizada.

Si quieres leer la entrevista completa, pincha aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: